domingo, 20 de marzo de 2016

CONSEJOS PARA LEERSE EL TAROT UNO MISM@ - Por Alejandro Jodorowsky

Durante mis numerosos años de estudio y práctica del Tarot, lo más difícil que he encontrado es leerme el Tarot a mí mismo. Creo que a todos los tarólogos les sucede igual: es casi imposible verse en forma objetiva, tenemos una marcada tendencia a engañarnos a nosotros mismos. Si la respuesta de los Arcanos no nos conviene, nos damos excusas tales como: “Mezclé las cartas en forma distraída” , “Hoy no estoy bien concentrad@”, “¡Este Tarot se está burlando de mí!”.
Te daré un método para que apliques algo que ya sabes: el Tarot es un espejo que te otorga las respuestas que ya llevas en tu inconsciente. Si no te conoces bien, es porque no te atreves a hacerte las preguntas que despertarían a las respuestas que te ocultas…
Si quieres solucionar lo que estás padeciendo, te daré una forma de utilizar los 22 Arcanos Mayores que te ayudará a enfrentar las preguntas que quizás dudas en hacerte. Trata, cuando recibas estas preguntas, de concentrarte y responderlas con la mayor sinceridad, profundidad y valentía posibles… Mezcla los Arcanos durante cinco minutos y luego deja reposar el paquete. Toma un Arcano cada día, -la experiencia durará 22 días- y responde a las preguntas que te hace.
EL LOCO.- ¿Cuál es tu meta en la vida? ¿De qué o quién quieres liberarte? ¿Qué es lo que verdaderamente quieres ser o hacer? ¿Qué te prohibes?
EL MAGO.– ¿Cuales son mis valores y opciones? ¿Qué es lo que debo elegir y qué es lo que debo eliminar? ¿Qué estoy comenzando? ¿A quién o quienes estoy engañando?
LA PAPISA.- ¿Qué acumulo? ¿Qué oculto? ¿Qué guardo en mí, puro e intacto? ¿Qué relación tengo con mi madre? ¿A quién o qué critico sin cesar?
LA EMPERATRIZ.- ¿Qué estoy creando? ¿Qué se está desarrollando en mí? ¿Quiénes me aman, a quiénes amo? ¿Cuáles son las experiencias que me permito hacer? ¿Me atreveré?
EL EMPERADOR.- ¿Estoy satisfecho con mi trabajo? ¿Cuido bien mi salud? ¿Vivo en un territorio que me agrada? ¿Qué estoy construyendo, a quién le estoy dando trabajo? ¿Soy útil para los otros? ¿Qué relación tengo con mi padre? ¿Hay algo que me interese más que el dinero?
EL PAPA.- ¿Es justo lo que desde niño me han enseñado o hecho creer? ¿Aparte de triunfar materialmente, tengo un ideal espiritual? ¿Si existiera un Dios, cómo sería? ¿Puedo enseñarle algo a los otros? ¿Puedo sanar o consolar a alguien?
EL ENAMORADO.- ¿Cómo van mis relaciones emocionales? ¿Tengo una verdadera pareja? ¿Quién es la persona que más amo? ¿Soy feliz? ¿Las personas que frecuento me alegran la vida? ¿En qué me siento insatisfech@? ¿Me gusta lo que estoy haciendo?
EL CARRO.- ¿De dónde vengo, donde estoy, adónde voy? ¿Estoy logrando realizar lo que me había propuesto? ¿Estoy triunfando o estoy fracasando? ¿Cuál es la sabiduría o doctrina que me guía? ¿Creo verdaderamente en lo que digo que creo? ¿En qué me admiro, en qué desprecio? ¿Cuáles son mis aliados?
LA JUSTICIA.- ¿Qué debo cortar de mi vida? ¿Qué ideas debo eliminar? ¿De quién o quiénes me debo separar? ¿Qué debo equilibrar, armonizar? ¿Me estoy dando lo que merezco? ¿A quién debo castigar? ¿De qué me siento culpable?
EL ERMITAÑO.- ¿En qué o quién creo? ¿Qué es lo que más sé? ¿De qué o quien me estoy alejando? ¿Qué es lo que deseo enseñar? ¿¿Estoy en crisis con quién o con qué? ¿Qué debo sacrificar o abandonar? ¿Hacia dónde voy, diciéndome que no sé hacia donde voy? ¿Por qué he provocado mi soledad?
LA RUEDA DE FORTUNA.– ¿Qué ciclo de mi vida ha terminado? ¿Qué debe cambiar? ¿Qué o quién me puede ayudar? ¿Cuáles son mis oportunidades? ¿Qué es lo que no ceso de repetir? ¿Me dejo abatir por el fracaso o lo tomo como un cambio de camino? ¿Qué es lo que me ata enfermizamente al pasado?
LA FUERZA.- ¿Qué clase de fuerza es la que tengo: fuerza intelectual, fuerza emocional, fuerza sexual-creativa, fuerza material? ¿Me propongo con mis ideas cambiar el mundo? ¿Me siento ignorante o tant@? ¿Me propongo dar mi amor? ¿Me siento egoísta? ¿Me propongo realizar mis deseos? ¿Me siento impotente o frígida? ¿Me propongo realizarme? ¿Me siento cobarde? ¿Qué es lo que debo domar?
EL COLGADO.– ¿Qué debo sacrificar? ¿De quién o qué debo alejarme? ¿Qué es lo que debo darme a mí mism@? ¿Qué es lo que debo estudiar? ¿A qué o quien le tengo rencor? ¿De qué o quien estoy siendo víctima? ¿Qué es lo que estoy ocultando? ¿Qué es lo que debo cesar de hacer o de soportar?
LA MUERTE.- ¿Qué debe morir en mí? ¿Qué debo soltar? ¿Qué es lo que se está transformando en mí? ¿Cuál es la razón de mi profunda rabia? ¿Si no se me pudiera castigar, a quién mataría o haría desaparecer? ¿Qué revolución deseo hacer?
TEMPERANCIA.- ¿Quién me puede proteger? ¿A quién protejo yo? ¿Qué relación debo establecer conmigo mism@? ¿A quién debo sanar? ¿Cuáles es mi principal herida emocional? ¿Quién o qué me hizo perder la fe? ¿Creo en la bondad y la practico?
EL DIABLO.– ¿Cual es la pasión que me tiene amarrado? ¿Qué deseo sexual reprimo en mí? ¿A quién me he vendido? ¿Que tentación me obsesiona? ¿Cuál es mi capacidad creativa? ¿Qué valores que considero negativos en mí, debo en verdad utilizar para lograr lo que quiero? ¿De qué prejuicios inculcados por una religión debo liberarme?
LA TORRE.- ¿De qué o quién, después de estallar un conflicto, me separo? ¿Que es lo que se está derrumbando en mi vida? ¿De qué encierro fui capaz de escapar? ¿Cuáles son las energías que se están liberando en mí?
LA ESTRELLA.- ¿He encontrado mi lugar ideal, el territorio sonde me realizo? ¿Hacia quien o hacia donde debo dirigir mi energía? ¿Amo a mi planeta y lucho por salvarlo de la industria nociva? ¿Soy capaz de aceptar el éxito? ¿Nunca termino lo que comienzo o si lo termino hago todo para destruirlo?
LA LUNA.- ¿Cual es mi capacidad para receptiva? ¿Soy capaz de admirar los valores de los otros? ¿Tengo la modestia de aceptar mi gran valor espiritual? ¿Cuál es mi ideal imposible? ¿Le tengo miedo a la locura? ¿Soy capaz aún de gestar algo? ¿Reconozco a alguien como superior a mí? ¿Soy una madre no posesiva ni invasora?
EL SOL.- ¿Qué me da la energía, la alegría, el éxito? ¿Comparto todo lo que soy y lo que tengo? ¿Puedo aceptar el éxito sin destruirme? ¿Estoy construyendo algo nuevo e importante? ¿Soy capaz de dejar atrás el pasado y comenzar una nueva vida? ¿Confío en el otro o la otra? ¿Soy un padre presente, generoso y cariñoso para mis hijos?
EL JUICIO.- ¿Qué está renaciendo en mí? ¿Cuáles son los deseos irresistibles que me dominan? ¿Me siento capaz de crear una familia feliz? ¿Con quien estoy colaborando para hacer algo que nos lleve a una realización superior? ¿Acepto en convertirme en humilde canal de los deseos del cosmos?
EL MUNDO.- ¿Cuál es el resultado de todo lo que he hecho y que cambios produce en mí? ¿Me siento relizad@? ¿Me siento encerrad@ en un mundo obsoleto? ¿Acepto la simple felicidad de estar viv@? ¿Me junto con personas que me alegran la vida o con personas que me conducen a la destrucción?.





TAROT Y ARTES MARCIALES

"...la enfermedad, en sí misma, ya es una resistencia. Una resistencia al mensaje del inconsciente. Se está produciendo una prohibición y, en la medida en que te resistes a ella, creas una enfermedad.
Cuando leo el tarot lucho como si estuviera en un combate de artes marciales. Una pelea de karate con el consultante, que se resiste a ser ayudado. El tarot es un arte marcial que trata de darte vida, pero el consultante combate y se resiste.
Luchas con las defensas que pertenecen a cada nivel de conciencia. Pasar de un nivel de conciencia a otro es una batalla. La gente se defiende de ser curada porque ha sido marcada por una preparación genética, sociocultural y familiar que le otorga una identidad. La gente enferma está pidiendo algo, quiere que la amen. Para poder ayudarla tienes que luchar para que acepte que nunca va a obtener lo que no le dieron en la infancia."

Alejandro Jodorowsky



jueves, 3 de marzo de 2016

REINA DE COPAS en el TAROT

Del libro "El Corazón del Tarot" de Sandra Thomson, Robert E. Maeller y Signe E. Echols



Parece tranquila y silenciosa, pero ha llegado a su posición gracias a la atención, la disciplina y el esfuerzo. La reina ha experimentado todas las fases de la emoción y emerge triunfante en el manejo de las situaciones de la vida. Lo apreciamos por su forma de mirar la copa, que nos guiará en la búsqueda del significado de los acontecimientos, sabiendo que llegaremos a una conclusión creativa. Su tema es la imaginación y la comprensión creativa.  Nos encontramos ante una consejera apasionada pero sabia, tanto en relación con ella misma como con los demás. A medida que controlamos nuestras propias emociones crece nuestra capacidad para elegir expresarlas, o no, según la conveniencia de la situación.
La reina de Rider-Waite observa fijamente (esperamos que sea ese el significado de la expresión de su rostro) un cáliz elaborado y ornamentado. Ella es consciente de la potencial fuerza representada por el tamaño y lo intrincado del diseño de la copa, decorada en su parte superior por la cruz, símbolo tanto del amor como del sacrificio que la mujer ha hecho para alcanzar su elevada posición. La tierra o la arena sobre la que se asienta su trono nos informa que la soberana aún se encuentra en contacto con el mundo material, aunque su traje se arremolina con el agua que la rodea. Claramente, la reina conoce sus sentimientos y conseguirá expresar su sabiduría (diadema colocada sobre el chakra de la corona), tal y como evidencia el broche rojo de su traje, situado sobre el chakra de la garganta.




La elegante reina de Robin Wood aparece majestuosamente sentada sobre un enorme trono de conchas que le vincula a Venus/Afrodita, diosa del amor. Con la misma intensidad que la reina de Rider-Waite, la expresión de su rostro es más serena, aunque firme, mientras observa un cáliz cubierto por un lienzo, pero que aún así reluce. A la vista de esta reina, comprendemos el título que Wood ha puesto a la carta: "Madre amantísima."

Su traje verde de seda está ribeteada en púrpura, símbolo de su rango real, y decorado con diseños que proclaman que la mujer es la líder del elemento propio del palo (el agua), y que, a su vez, se enriquece con él. También sugiere que, a pesar de la serenidad de su rostro, en su interior rebosa de pasión. La mano de la reina cubre su chakra del corazón, como si en todo momento fuera consciente de su presencia. Wood nos explica que su inusual corona con olas que acaban en una perla nos transmite el mensaje de que el agua (que representa la intuición de la soberana, así como su inconsciente) puede dejar al descubierto las perlas de sabiduría que ella encierra en su interior. En el ámbito de la psicología junguiana, la perla suele representar al Ser o alma.

Los pájaros de los cielos y las criaturas del mar (las nutrias, que aparecen cerca de las piernas cruzadas de la reina) se le acercan. Cirlot afirma que las "figuras de pez" que apuntan en la misma dirección pueden simbolizar un estado de equilibrio que toda la carta se encarga de transmitir. Al mismo tiempo, las nutrias son animales juguetones, lo que apunta a que la reina, a pesar de su seriedad, goza de cierto grado de humor. A lo lejos, una ballena se sumerge. Estos animales mamíferos viven bajo el agua, pero necesitan aire para sobrevivir; por eso, representan el contacto periódico con el inconsciente y la intuición, que se hallan "en lo más profundo". La ballena es también un símbolo arquetípico de la Gran Diosa/ Gran Madre. 

Sacar la Reina de Copas para la Situación, puede sugerir que:

a) Contamos con la capacidad de comprender los sentimientos de otras personas involucradas en nuestra situación/ problema, y podemos transmitir esa comprensión de una forma tan compasiva y sabia que los demás nos escucharán y harán uso de nuestra información.

b) Podemos ayudar a otras personas a tomar conciencia del papel que desempeñan los sentimientos en la circunstancia actual. 

c) Volvamos a analizar nuestra posición en la situación y controlemos nuestras reacciones emocionales.

Sacar esta carta como el Desafío, puede indicarnos que:

a) Intentemos expresarnos artísticamente

b) Busquemos formas de permitir que el amor divino entre en nuestra vida.

c) Ciertamente nos encontramos en condiciones de creer más en nuestros propios sentimientos, y confiar más en ellos.


Reina de Copas - Del libro "Aprenda a consultar el tarot" de Hajo Banzhaf

Correspondencia astrológica

Luna en Piscis como expresión de tacto y delicadeza, predisposición a ayudar en interceder.

Imagen mitológica

Las profetisas Casandra, Pitia y Sibila, o la oscura Señora del Mar en los mitos medievales.

Significado general

La Reina de Copas encarna el lado femenino del elemento Agua, simbolizando delicadeza y tacto, intuición y comprensión, intercesión y abnegación. Es expresión de poderes auxiliadores y curativos, así como de introspección. Como tal, es la soberana de nuestros poderes espirituales inconscientes, nuestra hada buena y nuestra maga, la intérprete clarividente de nuestros sueños y la vidente que penetra las tinieblas. Se la describe como la Oscura, la Misteriosa, porque las fuentes de su sabiduría fluyen ocultamente y se hurtan a la aprehensión de la razón científica.

En el terreno profesional, esta carta significa que nos encontramos en una fase tranquila y expectante en la que escuchamos atentamente nuestro interior para ver con claridad nuestros deseos y planes profesionales. O bien expresa que hacemos de nuestro carácter intercesor nuestra profesión; esto puede aludir a todo lo que denominamos medios: cine, televisión, radio, libros, prensa, el esoterismo y el ocultismo, o el mundo de las artes (en especial la música).

En el ámbito de nuestra conciencia, la Reina de Copas indica que nos abrimos a las imágenes del inconsciente, que seguimos nuestros deseos y anhelos, pero también nuestras pesadillas y miedos. Puede ser fuente de constante inspiración que beneficia sobre todo a nuestra creación artística. A un nivel profundo, esta carta puede ser un indicio de que nos acercamos al camino de la integración de nuestro lado oscuro, como lo describe C.G. Jung en su libro Traumsymbole des Individuationsprozesses

En el terreno de nuestras relaciones personales, esta carta simboliza una época misteriosa de delicada y amorosa cercanía, de acomodaticia capacidad de entrega y de entrelazamiento mutuo. Paralelamente puede expresar la profundidad de nuestros anhelos y una fuerte necesidad de contacto. 



 Ophelia by John Everett Millais



Cita literaria

Fragmento de "La señora Dalloway" de Virginia Woolf


«¡Amor y religión!, pensó Clarissa, mientras volvía al salón, sintiendo un hormigueo por todo el cuerpo. ¡Qué cosas tan odiosas, tan terriblemente odiosas! Porque ahora que ya no tenía delante el cuerpo de la señorita Kilman, su idea de ella la abrumaba. El amor y la religión eran las cosas más crueles del mundo, pensó, cuando se las ve torpes, acaloradas, dominantes, hipócritas, indiscretas, celosas, infinitamente crueles y sin escrúpulos, recubiertas por un impermeable, en el descansillo. ¿Había tratado ella alguna vez de convertir a alguien? ¿Acaso no quería que todos fueran, sencillamente, ellos mismos? Y vio por la ventana cómo la anciana señora de enfrente subía las escaleras. Que suba las escaleras si es eso lo que quiere hacer; que se detenga; y luego que llegue a su dormitorio, como Clarissa se lo había visto hacer muchas veces, corra las cortinas y desaparezca de nuevo por el fondo. Por alguna razón, aquella sucesión de actos le inspiraba respeto: la anciana mirando por la ventana, sin saber en absoluto que alguien la contemplaba. Había algo solemne en ello, pero el amor y al religión destruirían aquella intimidad del alma, fuera lo que fuese. La odiosa Kilman lo destruiría. Y, sin embargo, al verlo sentía deseos de llorar.

El amor también destruía. Todo lo que era delicado, todo lo que era auténtico desaparecía.»








Portrait of Violette Heymann - Odilon Redon

miércoles, 2 de marzo de 2016

CURSO DE TAROT TERAPÉUTICO Teórico-Vivencial / Próximo comienzo: MARZO 2016

 Descripción: Un espacio para aprender tarot a través de mitos, arte, historia, astrología, cábala, numerología y psicología arquetípica.

Objetivo: Hacer del aprendizaje una experiencia transformadora.

Dirigido a: Terapeutas, psicólogos, artistas, profesionales y/o a cualquier persona con o sin conocimientos.

Metodología: El método es adivinatorio-terapéutico. Adivinatorio porque se aprende a anticipar los acontecimientos futuros así como a integrar pasado y presente en la lectura. Terapéutico porque el fin del Tarot es orientar al consultante en la búsqueda de su camino, curar sus heridas, brindar apoyo psicológico y espiritual, ir a las raíces de los problemas para salir adelante con una perspectiva renovada y positiva.

El aprendizaje es sanador para el propio alumno, funciona como un viaje al inconciente, una escalera hacia el crecimiento espiritual. El alumno va haciendo un proceso interno en relación a las cartas que tiene como resultado el desarrollo de la intuición. La modalidad es tanto teórica como vivencial, utilizamos ejercicios prácticos, técnicas de imaginación activa, prestando atención a las sincronicidades que van surgiendo a lo largo del curso para una comprensión más profunda de los arquetipos.

La dinámica de trabajo ofrece al aprendiz una visión más objetiva de sus propias creencias, miedos y patrones de comportamiento para evitar proyecciones nocivas en las consultas. Este taller de tarot enriquecerá al estudiante propiciando cambios internos y externos, lo ayudará a integrar sus polaridades. La mejor vinculación entre conciente e inconciente y entre los planos físico y psíquico repercutirá en relaciones afectivas más plenas.

Como dice Christian Ortiz: "El tarot no te va a decir nada que ya no sepas. Lo único que hace es ordenarlo en una forma de lenguaje óptico y evocativo para que tu ordenes tu energía, la concientices y la lleves a los lugares más constructivos para tu proceso." . Se trata de una herramienta excelente -legado de antiguas civilizaciones- para lograr la realización de nuestras metas personales.





Comienzo: marzo de 2016

Frecuencia: Una vez por semana dos horas promedio cada vez.

Día y hora: Lunes de 16:30 a 18.30 hs.

Duración: Ocho meses

Zona: Parque Batlle

Modalidad: El curso es presencial y grupal

Para reservar tu vacante escribí a tallerladiosa@gmail.com con tu nombre completo más teléfono y celular para ubicarte

Significado del siete de Copas

Correspondencia astrológica

Neptuno como signo de engaño, ilusión y huida del mundo


Imagen mitológica


Ate, diosa griega del Error. Los lotófagos  (comedores de loto); la ingestión del loto llevó a los compañeros de Ulises a la “Tierra del Olvido”.



Significado general

El Siete de Copas es la carta de la ilusión y el engaño, del espejismo, de la luz dudosa. Indica que concebimos falsas esperanzas e ideas y que nos engañamos o que nos dejamos engañar. Por lo general es indicio de una desilusión, y debe entenderse como urgente advertencia frente a imágenes engañosas. Pero esta carta también tiene un aspecto favorable: promete ayuda inesperada si estamos dispuestos a desligarnos de nuestras múltiples esperanzas y deseos y a concentrarnos en un único proyecto realista.


En el terreno profesional, esta carta indica que construimos castillos en el aire, que perseguimos quimeras, y que, si no empezamos a llamar las cosas por su nombre, a rebajar nuestras expectativas y a limitarnos a lo factible, entraremos en una fase peligrosa de calenturienta ilusión y seductibilidad poco crítica. Expresa negocios ficticios y metas engañosas; y en muchos casos es una advertencia frente a sucias maquinaciones y comportamientos desleales. Paralelamente puede indicar carácter chapucero y soñador en el puesto de trabajo, reconviniendo a una mayor sobriedad y un mayor carácter sistemático.


En el ámbito de nuestra conciencia, esta carta es un indicio de épocas de ensoñación y de que vemos el mundo de color de rosa. Si tomamos conciencia de esta apariencia engañosa, una época semejante conlleva vivencias embriagantes que no van acompañadas de malos despertares. Sin embargo, si nos dejamos seducir por la apariencia y las tomamos como algo real, no habrá quien nos libre del amargo desengaño. En su aspecto más fatal, el Siete de Copas indica huida del mundo, el salto incontrolado a lo irracional, el abandono de viejas estructuras conocidas y el subsiguiente desvarío de la recreación poética de la realidad en forma de agradables imágenes soñadas que después reventarán como pompas de jabón.

En el terreno de nuestras relaciones personales, esta carta puede indicar la fiebre del enamoramiento, pero advierte que la dureza del despertar que nos devuelve a la realidad. No dice que la relación que caracteriza tenga pies de barro, pero sí que tenemos expectativas demasiado elevadas, que, sin duda alguna, nos producirán decepciones. Es una exhortación para que no adormilemos nuestra despierta razón, sino para que contemplemos la relación con sano escepticismo.




Cita literaria

De "La Campana de cristal" Sylvia Plath 


"El problema es que yo siempre había sido inadecuada, simplemente no había pensado en ello.
En lo único que destacaba era en ganar becas y premios, y esa época se acercaba a su fin.
Me sentí como un caballo de carreras en un mundo sin pistas o como un campeón universitario de fútbol, súbitamente enfrentado con Wall Street y un traje de ejecutivo, sus días de gloria reducidos a una pequeña copa de oro sobre la repisa de su chimenea, con una fecha grabada en ella como la fecha de una lápida.
Vi mi vida extendiendo sus ramas frente a mí como la higuera verde del cuento.
De la punta de cada rama, como un grueso higo morado, pendía un maravilloso futuro, señalado y rutilante. Un higo era un marido y un hogar feliz e hijos y otro higo era un famoso poeta, y otro higo era un brillante profesor, y otro higo era E Ge, la extraordinaria editora, y otro higo era Europa y África y Sudamérica y otro higo era Constantino y Sócrates y Atila y un montón de otros amantes con nombres raros y profesiones poco usuales, y otro higo era una campeona de equipo olímpico de atletismo, y más allá y por encima de aquellos higos había muchos más higos que no podía identificar claramente.
Me vi a mí misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre solo porque no podía decidir cuál de los higos escoger. Quería todos y cada uno de ellos, pero elegir uno significaba perder el resto, y, mientras yo estaba allí sentada, incapaz de decidirme, los higos empezaron a arrugarse y a tornarse negros y, uno por uno, cayeron al suelo, a mis pies."

Fuente: “Aprenda a consultar el tarot. Método práctico con la baraja Rider” de Hajo Banzhaf  y "La Campana de Cristal" de Sylvia Plath



lunes, 21 de diciembre de 2015

JESUSA




¿Cómo sería el mundo si en Belén hubiera nacido una niña? ¿Por qué la mayor parte de los dioses y los mesías de distintas religiones monoteístas son hombres?

domingo, 19 de julio de 2015

CURSO DE TAROT TERAPÉUTICO Teórico-Vivencial / Próximo comienzo: setiembre 2015

 

Descripción: Un espacio para aprender tarot a través de mitos, arte, historia, astrología, cábala, numerología y psicología arquetípica.

Objetivo: Hacer del aprendizaje una experiencia transformadora.

Dirigido a: Terapeutas, psicólogos, artistas, profesionales y/o a cualquier persona con o sin conocimientos.

Metodología: El método es adivinatorio-terapéutico. Adivinatorio porque se aprende a anticipar los acontecimientos futuros así como a integrar pasado y presente en la lectura. Terapéutico porque el fin del Tarot es orientar al consultante en la búsqueda de su camino, curar sus heridas, brindar apoyo psicológico y espiritual, ir a las raíces de los problemas para salir adelante con una perspectiva renovada y positiva.

El aprendizaje es sanador para el propio alumno, funciona como un viaje al inconciente, una escalera hacia el crecimiento espiritual. El alumno va haciendo un proceso interno en relación a las cartas que tiene como resultado el desarrollo de la intuición. La modalidad es tanto teórica como vivencial, utilizamos ejercicios prácticos, técnicas de imaginación activa, prestando atención a las sincronicidades que van surgiendo a lo largo del curso para una comprensión más profunda de los arquetipos.

La dinámica de trabajo ofrece al aprendiz una visión más objetiva de sus propias creencias, miedos y patrones de comportamiento para evitar proyecciones nocivas en las consultas. Este taller de tarot enriquecerá al estudiante propiciando cambios internos y externos, lo ayudará a integrar sus polaridades. La mejor vinculación entre conciente e inconciente y entre los planos físico y psíquico repercutirá en relaciones afectivas más plenas.

Como dice Christian Ortiz: "El tarot no te va a decir nada que ya no sepas. Lo único que hace es ordenarlo en una forma de lenguaje óptico y evocativo para que tu ordenes tu energía, la concientices y la lleves a los lugares más constructivos para tu proceso." . Se trata de una herramienta excelente -legado de antiguas civilizaciones- para lograr la realización de nuestras metas personales.





Comienzo:  setiembre de 2015

Frecuencia: Una vez por semana dos horas promedio cada vez. El día y la hora será a convenir entre aquellas personas interesadas en inscribirse al curso.

Duración: Ocho meses

Zona: Parque Batlle

Modalidad: El curso es presencial y grupal

Para reservar tu vacante escribí a tallerladiosa@gmail.com con tu nombre completo más teléfono y celular para ubicarte